LA ECONOMÍA CIUDADANA DEBE SER GLOCAL

382
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •   

Es obvio que la globalización comporta una serie de riesgos que amenazan la identidad local tal y como la conocíamos hasta ahora: homogeneización cultural, desaparición del comercio local, dominio creciente y absoluto de grandes corporaciones y oligopolios, mayor impacto del turismo en determinadas áreas urbanas, etc. También parece cada día más evidente que ante este fenómeno, encontramos dos reacciones opuestas: una de ellas es pasiva o permisiva y podríamos definirla como “proglobalización” y la otra es contraria, resistente, y la podríamos denominar como “prolocal”. Aparentemente éstos dos posicionamientos son contradictorios pero, a menudo, las consecuencias de uno y otro terminan siendo las mismas. Leer más…


  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •