¿CÓMO SE PUEDE FRENAR A LOS GRANDES OLIGOPOLIOS?

1584
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •   

Tal y como expresa David Harvey, el capitalismo no es más que un constante proceso de apertura de nuevos mercados, seguido de la creación de monopolios donde poder extraer las rentas del capital, que termina posteriormente por liberalizarse de modo que debe buscar nuevos mercados donde volver a crear nuevos monopolios en un proceso expansivo ininterrumpido. Es así como se produce un proceso de acumulación de capital que genera un proceso de concentración de las marcas en grandes grupos y grandes corporaciones. De acuerdo con esta lógica se entiende que las grandes empresas transnacionales blinden sus derechos para poder operar con la máxima libertad posible de acuerdo a sus propios intereses: contratos firmados por grandes empresas, tratados comerciales y acuerdos de inversión negociados entre estados o conjuntos de estados (como el Ttipia), reformas y préstamos condicionados impulsados por instituciones internacionales, medidas y disposiciones por organismos multilaterales, demandas presentadas por multinacionales ante tribunales de arbitraje, miles de normas y reglas sobre comercio e inversiones que sirven para proteger (sólo) los negocios de las grandes corporaciones por todo el planeta.mercatoria

El poder de los grandes oligopolios aplasta de este modo la actividad de micro, pequeños y medianos empresarios que desarrollan una actividad económica sin la irresponsabilidad social y ambiental de una economía puramente especulativa. Pero entonces, ante este panorama ¿Hay alguna cosa que hacer? ¿Como se puede contrarrestar el creciente poder de los grandes oligopolios? ¿Como se puede conseguir una economía al servicio de sus ciudadanos? Como mínimo se puede plantear una estrategia a tres niveles:

Resistencia: a través del activismo social para frenar la expansión del capital transnacional y sus impactos, especialmente cuando estos vulneran de manera evidente los Derechos Humanos y generan un impacto social y ambiental del todo negativo.

Regulación: a través de la proactividad de los gobiernos y las administraciones públicas para instaurar mecanismos de redistribución de la riqueza (fiscalidad justa) y de control de las grandes corporaciones (transparencia). Se trata pues de combinar las exigencias para mejorar la legislación vigente como de crear nueva normativa que plantee una fiscalidad justa: impulsar las propuestas y alternativas para desmantelar la lex mercatoria.

Alternativas: empresas recuperadas por parte de los trabajadores, monedas sociales, compra pública responsable, banca ética, economía colaborativa, cooperativismo son algunas de las ideas que se plantean.  Ciertamente hay que explorar nuevas y viejas alternativas para superar una modelo económico sin miramientos sociales y ecológicos.

Ante el creciente poder económico de las multinacionales pues, hay que presentar resistencia cuando convenga, también es necesario construir normativas más justas orientadas a las personas más que al capital, pero en una economía de mercado también parece razonable pensar que hay que extender la red empresarial evitando la concentración del poder en unas pocas manos. Se trata por lo tanto de empoderar a micro, pequeños y medianos empresarios respecto a los grandes oligopolios. Quitar poder a estos para darles a los primeros entendiendo que la micro, pequeña y mediana empresa, por su dimensión y por su vinculación al territorio, puede tener una mayor vocación colectiva y ser un actor relevante para impulsar una economía ciudadana, una economía orientada a la satifacción de las personas y no sólo del capital.


  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •   
Artículo AnteriorDEMOCRACIA ECONÓMICA. HACIA UNA ALTERNATIVA AL CAPITALISMO
Siguiente ArtículoBILDELBERG ¿EL GOBIERNO MUNDIAL EN LA SOMBRA?
Roger Sunyer es politólogo (UAB) y Máster en Dirección Pública (ESADE). Impulsó la introducción de la Banca Ética en Catalunya con la fundación de FETS - Finançament Ètic i Solidari. Es consultor de economía social, cooperativa, colaborativa y gestión pública, profesor de la "Nueva economía urbana" a los programas de Ciudad y Urbanismo de la UOC, autor de ensayos: Hacia una economía ciudadana y El Turismo ciudadano y sus enemigos. Y libros de ficción (catalán): El dilema existencial de Gerard Maler (en catalán) y Contes breus, brevíssims, d'escletxes i atzucacs (en catalán) | Twitter: @rogersunyer