ECONOMÍA COLABORATIVA Y SERVICIOS PÚBLICOS: 6 PASOS PARA UNA CIUDAD REALMENTE COLABORATIVA

345
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •   

Cuando hablamos de ciudades inteligentes ¿Significa eso que hubo alguna vez ciudades tontas? Se preguntaba con ironía Jordi Borja recientemente al respecto de la capacidad de algunos para crear continuamente etiquetas más bien superficiales debido a su interés lucrativo. Ciertamente, el uso de una nueva terminología vacía de contenido tiene el riesgo de edulcorar la visión de la realidad, a convertirse en simple facilitadora de actividad económica para potentes operadores –como el tecnológico- o incluso, en algunos casos podría llegar a justificar operaciones costosas por parte de los responsables políticos. ¿Será ese el camino que ha emprendido la economía colaborativa y su aplicación a lo urbano? Si hablamos de ciudades colaborativas ¿Es que estamos aceptando, por ejemplo, que la colaboración es un invento del siglo XXI? Leer más…


  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •